El departamento de Landes, de 9360 km2,  es el segundo más grande de toda Francia. Pertenece, junto con Iparralde, a la región de Nueva Aquitania, y sus interminables sucesiones de pinos constituyen la mayor extensión de bosque en Europa Occidental.

Un poco de historia

Se ha constatado la presencia humana en toda la región ya en épocas prehistóricas. Su óptima localización geográfica, entre el mar y la montaña y en el cruce de tres de los cuatro caminos de la peregrinación a Santiago de Compostela, propició que fuera una zona de conflicto durante la Guerra de los Cien Años y las Guerras de Religión.

El actual departamento de Landas se creó en 1791, dos años después del estallido de la Revolución Francesa. La principal tarea encomendada a la Asamblea Constituyente fue la reestructuración administrativa y territorial de Francia, regida hasta entonces por regiones.

Los habitantes de Las Landas utilizaban zancos para poder moverse por las tierras pantanosas.

Los habitantes de Las Landas utilizaban zancos para poder moverse por las tierras pantanosas.

El territorio landés había estado siempre dominado por grandes dunas de arena húmeda en movimiento, creando una vasta extensión de terreno estéril. La mayor parte de la región ahora ocupada por el bosque de las Landas era tierra pantanosa que estuvo escasamente habitada hasta el siglo XIX. En este período, el pueblo de las Landas utilizaba zancos para moverse de un lugar a otro.

A comienzos del siglo XVIII, la recién creada Comisión de Dunas llevó a cabo la fijación de las dunas entre los años 1817 y 1825 para que la línea costera se mantuviera firme y estable. Así, se establecieron unos asentamientos elevados a algunos metros de la costa y se esperó a que la arena ocupara el terreno entre el asentamiento y la costa.

Se necesitaron varias décadas más para conseguir secar Las Landas, consiguiendo de este modo erradicar de la zona enfermedades como la malaria. Aprovechando el secado de Las Landas, Napoleón III comenzó en 1857 una plantación masiva de pinos en la región con el objetivo de fijar el terreno, protegiendo así las poblaciones existentes de los peligrosos movimientos de terreno, y creando a su vez una tierra rica y útil. Una vez los terrenos estuvieron fijados, construyó caminos agrarios para facilitar el tránsito en la región. De este modo, apareció el bosque más extenso de Francia y uno de los más extensos de Europa.

El bosque fue plantado para rehabilitar el paisaje y para el desarrollo económico regional. Desde la década de 1970, ciertas partes del bosque han dado paso a la agricultura intensiva (en particular, el cultivo de granos).

El departamento está dividido en cuatro áreas turísticas principales, cada uno con su propio carácter distintivo: la Costa, el Bosque, Sud Adour-Dax, y Armagnac-Mont-de-Marsan.

La costa

Tiene tres mini-regiones:

1. El área de GRANDS LACS LANDAIS, donde se ubican los lagos de Sanguinet, Biscarrosse-Parentis y Aureilhan, que desembocan en el Atlántico por el Courant de Mimizan.

2. La parte del litoral conocida como "LANDES NATURE", el tramo de costa menos construido del departamento, se extiende desde la desembocadura del Courant de Contis hasta el Courant d'Huchet. A pocos kilómetros en el interior hay pueblos como St-Julien en-Born (Contis), Lit-et-Mixe, Vielle-St-Girons y León, cuya apariencia tradicional permanece sin cambios. Otros que se encuentran un poco más lejos de la costa son Linxe, Mezos y Castets.

 3. La costa sur de las Landas, desde Moliets hasta el estuario del Adour, es el tramo más poblado de la costa y tiene el mayor número de instalaciones turísticas, así como el puerto de las Landas, Capbreton.

El bosque

Aquí, en el corazón de la mayor extensión de bosque en Europa Occidental, el Parque Natural Regional de las Landas de Gascuña se estableció en 1970 con el objetivo de promover el desarrollo económico y la industria turística, el frágil equilibrio ecológico y la calidad de vida de la zona. El sitio turístico más importante de esta región es, sin duda, el Ecomusee de Marquèze (Sabres), que se encuentra en una casa de bosque tradicional, cuidadosamente restaurada, conocida como "airial", que data del siglo XIX.

En los barrios rurales de Pissos, Moustey, Luxey, Brocas, Sore y Labrit se pueden apreciar otros aspectos de la vida en las Landas altas, mientras que Morcenx, Tartas y Roquefort muestra características típicas de la región vecina.

Sud Adour

El Adour divide a las Landas en dos partes geográficamente diferentes: meseta y bosque al norte y al sur un paisaje de colinas, hogar de robles, maíz y viñedos. Esta es también la región más poblada, con un gran número de pequeños pueblos dispersos por el campo.

Los Barthes de l'Adour, o llanuras de inundación del río Adour, están plantados con bosques de robles que contrastan con los pinos tan evidentes en otros lugares, mientras que los Barthes de Saubusse albergan los últimos cincuenta ejemplares de los Barthes Pony, que viven allí en un estado semi-salvaje. En Saint-Martin-de-Seignanx y Pontonx, la Asociación de Caza del departamento ha restaurado las llanuras de inundación de Barthes a su estado original, creando así una reserva para la vida de las aves.

La Dame à la Capuche, en Brassempouy

La Dame à la Capuche, en Brassempouy

El ser humano ha dejado su marca en estas tierras desde tiempos prehistóricos. La más antigua escultura conocida hasta la fecha -la Dame à la Capuche- fue descubierta en las cuevas de Brassempouy. También hay algunas ruinas notables de la época galo-romana, particularmente en Dax, mientras Aire-sur-l'Adour da testimonio de los días de Sainte Quitterie y los reyes visigodos. Permanecen restos que datan de la Edad Media, y que en la actualidad se pueden ver en la mayoría de los pueblos, en particular las iglesias románicas de Saint-Sever, Montfort en Chalosse, Sorde l'Abbaye, Brassem-pouy, Arthous, Pimbo, Cagnotte, Amou y Audignon, sin olvidar la maravillosa cripta de St-Girons en Hagetmau.

Armagnac en Landes

Esta es la región geográfica más pequeña de las Landas, pero entre Villeneuve-de-Marsan y Gabarret el paisaje es más variado que en cualquiera de las otras zonas, con diversidad de paisaje y de arquitectura. Los pinos se mezclan con robles y castaños. Los viñedos ocupan un lugar privilegiado, no en vano esta región es el hogar del vino de Armagnac. Sobresalen aquí las ciudades amuralladas de Labastide d'Armagnac y St -Justin.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies